Ibiza

Ibiza también conocida como la isla blanca de España ubicada en el Mar Mediterráneo es famosa mundialmente por la vida nocturna que la caracteriza y por las fiestas insuperables que ofrecen las mejores discotecas y clubes nocturnos que se encuentran ahí. Miles de turistas se dan cita durante todo el verano para disfrutar tanto del ambiente como de sus playas.

Pero es importante mencionar que Ibiza también se puede disfrutar de una manera más tranquila durante la temporada baja, cuando ya no hay fiestas y la mayoría de los locales están cerrados. Las playas se pueden disfrutar sin que haya muchísima gente, aunque no te puedas meter por lo fría del agua no importa, la idea es disfrutar de la naturaleza, de tener una puesta de sol espectacular para ti solo y lo mejor, sin tener que pagar un solo euro.

Es un sueño estar en Ibiza, sus paisajes y hermosa arquitectura te atrapan de inmediato.

Puedes recorrer sus calles, hacer senderismo, visitar otras islas cercanas y pasarla muy bien. También conocer a la gente local y si tienes la suerte podrás visitar uno de sus típicos mercados hippies que también son famosos ahí.

Es Vedrá

Si deseas pasar un momento de tranquilidad disfrutando de una vista increíble y de un atardecer inolvidable, visita la isla de Es Vedrá ; es otra isla en España que pertenece a las Islas Baleares junto con otros islotes como Es Vedranell y los Es Illots de Ponent.

Puedes llegar al mirador que está justo enfrente de la isla o bien, contratar un tour en bote para que te acerque lo más posible a ella y la rodees por completo. No está permitido bajar a ella por ser un Parque Natural.

Es Vedrá es uno de los lugares mágicos que no te puedes perder cuando visites Ibiza.

Dalt Vila

Recorrer la ciudad amurallada de Dalt Vila es algo que puedes hacer durante tu visita en Ibiza. La arquitectura de las casas, el estilo y los colores van a hacer que quieras tomar miles de fotos.

Desde la parte más alta se puede apreciar casi toda la isla de Ibiza, el puerto, la costa y se alcanza a apreciar un poco Formentera. Esta muralla fue construida para defenderse de los piratas y tiene una forma de heptágono irregular en el que cada uno de sus vértices podrás apreciar un baluarte.

Dart Vila se aprecia igual tanto de día como de noche.

Esta parte de Ibiza se percibe tanto por tierra como por mar, es tan inmensa y llamativa la muralla que es imposible no verla. Es considerada Patrimonio de la Humanidad y es la única fortaleza renacentista que se conserva completa en toda Europa.

Cuando la visites recuerda llevar calzado cómodo y seguro ya que hay empedrado y algunas calles son de subida, así que más vale ir prevenidos para no cansarse o lastimarse algún pie.